Otros aceites esenciales

El aceite de orégano es un potente antibiótico, siendo capaz de eliminar las bacterias y virus en heridas abiertas, así como en el hogar. También se ha demostrado que el órgano es capaz de regenerar la piel, convirtiéndose en un gran aliado para tratar y cuidar la piel, muy indicado en dermatitis, eccemas o acné. Además, es capaz de aliviar y calmar los dolores de origen muscular y de las articulaciones. A nivel capilar, favorece el crecimiento del cabello eliminando los factores no genéticos que impiden el crecimiento del cabello. Así mismo se usa para luchar contra la obesidad.
El aceite de lavanda es uno de los aceites esenciales más conocidos debido a su dulce aroma que sirve para aromatizar habitaciones y eliminar malos olores. Aun así, no es el único uso que se le puede dar al aceite esencial de lavanda. Ayuda a combatir infecciones, tanto víricas como bacterianas, reduciendo inflamaciones o descongestionando las vías nasales. También es conocido por cuidar y proteger la piel de los agentes externos. Elimina las marcas del envejecimiento prematuro, reduce cicatrices y favorece la regeneración de las células muertas de la piel.
El aceite esencial de pino es uno de los aceites esenciales con mayor poder desinfectante. Ayuda a eliminar diversos patógenos (virus, bacterias, hongos) por lo que es común encontrárselo en los botiquines de las casas. También es conocido que el aceite de pino ayuda a eliminar las impurezas y las toxinas del cuerpo.

Te puede interesar

Comentarios para Aceite de neem

¿Tienes alguna duda para Aceite de neem? ¿Te gustaría aportar algo? Deja tu comentario y te contestaremos

    Deja un comentario