Hay miles de aceites esenciales que conocerlos a todos con sus propiedades y beneficios resulta una tarea complicada. Puede que se nos pase por alto algunos de estos aceites y perdamos la oportunidad de beneficiarnos de ellos. Esto ocurre con el aceite de neem, cuyas propiedades en el área de la salud y belleza de la piel muchos desconocen. Por eso, te traemos toda la información que necesitas saber sobre este aceite esencial.
El aceite de neem es un producto hidratante y rico en nutrientes con propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que repercute favorablemente en la piel. Sigue leyendo y conoce cómo usar este aceite, cuáles son sus beneficios y propiedades, y que precauciones debes tener al usarlo.

Planta de donde se obtiene el aceite de neem

Propiedades y beneficios del aceite de neem

Entre las propiedades y beneficios del aceite de neem están:
• Es rico en antioxidantes y ácidos grasos esenciales, contribuyendo a la hidratación y nutrición profunda de la piel.
• Su efecto antiinflamatorio lo hace tratamiento coadyuvante de la artritis y artrosis.
• Por su poderosa acción antibacteriana combate infecciones y enfermedades cutáneas.
• Dermatólogos lo usan para tratar enfermedades como el acné y la psoriasis.
• Estimula la circulación sanguínea en la zona pélvica, por eso es considerado emenagogo.
• Tiene la capacidad de bajar la fiebre.

Olor y textura del aceite esencial de neem

El aceite esencial de neem con sus muchos beneficios presenta una desventaja. El olor que emana es bastante fuerte, causando incomodidad al utilizarlo. No obstante, como en algunos casos es tan efectivo vale la pena aguantar su aroma.
La textura del aceite de neem parece aceitosa. Pero, valga la aclaración de que si el aceite es genuinamente puro, se absorbe con rapidez en la piel y no estimula la producción de sebo. Posibilitando el uso del mismo en personas con la piel grasosa.

¿Cómo usar el aceite de neem?

El aceite de neem se usa diferente de acuerdo a la zona del cuerpo donde lo apliques. Así mismo, esto también influye en la efectividad que tenga el aceite. Analicemos las diferentes formas de usar el aceite esencial de neem:

Uso facial del aceite  de neem

Para aplicar el aceite de neem en la cara, potencia sus efectos al unirlo con aceite de argán o con aceite de almendras. De esta manera le proporcionas a las células una variedad de nutrientes que estás necesitan para su metabolismo. Lo recomendable es que te asesores con un dermatólogo que te indique que cantidad y que mezcla de aceites es la más beneficiosa para tu tipo de piel.
Usualmente el uso del aceite de neem en la cara es con el fin de combatir enfermedades de la piel, tales como acné o psoriasis. Aunque si se combina con productos cosméticos específicos, te servirá para retrasar el envejecimiento del cutis y la aparición de las arrugas. Funciona bien como tónico facial.

Uso capilar del aceite de neem

Para tratar piojos u otras afecciones infecciosas del cuero cabelludo puedes hacer aplicaciones capilares del aceite esencial de neem. Hazte mascarillas para el cabello. Combínalo con argán para conseguir un efecto reparador desde la raíz hasta las puntas.

Uso corporal del aceite de neem

El aceite de neem en combinación de la arcilla verde, las cáscaras de nuez o las sales marinas se usa para exfoliar el cuerpo y eliminar células muertas. Tu piel quedará hidratada y suave. Es usado también en baños para perros.

Uso como insecticida del aceite de neem

Debido a su sabor amargo se utiliza el aceite de neem como insecticida y fungicida. Los agricultores los usan para cuidar sus cultivos de mosquitos, pulgones y arañas rojas.

Mitos sobre el aceite del neem

No dudamos de las bondades del aceite de neem. Pero tampoco podemos creer todas las propiedades milagrosas que le atribuyen a este aceite. Por ejemplo, algunos de estos mitos son: que cura el cáncer y enfermedades dentales, y que actúa como anticonceptivo. No existen pruebas que demuestren que el aceite de neem consiga estos milagros.

Precauciones con el aceite de neem

Para beneficiarnos del aceite de neem sin sufrir ningún efecto adverso debes seguir las siguientes precauciones:
• No lo apliques cerca de la zona de los ojos. Tampoco lo pongas en contacto directo con los párpados.
• No debes ingerir el aceite esencial de neem.
• En caso de estar embarazada, si tu piel es muy sensible o al usarlo notas síntomas extraños debes consultar con un médico para seguir utilizando el aceite de neem.

Dónde conseguir aceite de neem

En tiendas herbolarias de países hispanohablantes como Chile, Argentina, Colombia y España, entre otros, es fácil de conseguir aceite de neem. Si en donde vives no lo encuentras prueba con tiendas online.