Otros aceites esenciales

El aceite de lavanda es uno de los aceites esenciales más conocidos debido a su dulce aroma que sirve para aromatizar habitaciones y eliminar malos olores. Aun así, no es el único uso que se le puede dar al aceite esencial de lavanda. Ayuda a combatir infecciones, tanto víricas como bacterianas, reduciendo inflamaciones o descongestionando las vías nasales. También es conocido por cuidar y proteger la piel de los agentes externos. Elimina las marcas del envejecimiento prematuro, reduce cicatrices y favorece la regeneración de las células muertas de la piel.
El aceite de tomillo tiene propiedades antisépticas que ayudan a tratar las heridas para evitar que se infecten y así mismo ayuda a tratar el acné y mejorar su aspecto, evitando que se infecten los granos. También se ha demostrado útil para las infecciones respiratorias y mejorar los síntomas de bronquitis, tos seca, facilitando la descongestión nasal. Además de que se puede usar para aliviar depresiones y estados negativos y exceso de estrés, el aceite esencial de tomillo tiene propiedades antiinflamatorias que, unido a un buen masaje, reducirá el dolor y la hinchazón asociado a la inflamación.
El aceite esencial de pino es uno de los aceites esenciales con mayor poder desinfectante. Ayuda a eliminar diversos patógenos (virus, bacterias, hongos) por lo que es común encontrárselo en los botiquines de las casas. También es conocido que el aceite de pino ayuda a eliminar las impurezas y las toxinas del cuerpo.

Te puede interesar

Comentarios para Aceite de almendras

¿Tienes alguna duda para Aceite de almendras? ¿Te gustaría aportar algo? Deja tu comentario y te contestaremos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *