planta de donde se obtiene el aceite esencial de ylang ylang

Aceite Ylang Ylang

Una de las cualidades más famosas que se le otorgan al aceite esencial de ylang ylang es su poder afrodisiaco ya que sirve para ayudar a las personas que experimentan dificultades sexuales como libido bajo, impotencia, frigidez entre otros. El aceite esencial de ylang ylang calma la ansiedad que generan estos problemas sexuales, que a su vez conduce a aún más ansiedad, favoreciendo la buena sintonía con nuestras parejas en la cama.

Propiedades del aceite esencial de ylang ylang

El aceite esencial de ylang ylang se utiliza para equilibrar las secreciones de las glándulas sebáceas de la piel, logrando regular el sebo, por lo que está indicado para pieles grasas y con tendencias acneicas. Reduce la producción de sebo y alivia las irritaciones cutáneas. También es útil en casos de picaduras de insectos para aliviar la zona de la picadura y evitar que escueza. Si aplicamos unas gotas de aceite esencial de Ylang Ylang en el cuero cabelludo estimularemos el crecimiento y el volumen del cabello, dándole más brillo y vitalidad. Gracias también a sus propiedades reguladoras de sebo, el aceite de ylang ylang es un buen complemento para tratar la caspa y las descamaciones del cuero cabelludo.

El aroma del aceite de ylang ylang tiene propiedades calmantes y sedantes, siendo beneficioso para los problemas relacionados con el estrés e inseguridad, fomentando la autoconfianza y tranquilizando la mente, reduciendo los nervios y los estados alterados. Un baño con unas gotas de aceite esencial de ylang ylang reducirá la ansiedad, la depresión y la tensión nerviosa, siendo muy beneficios tras una larga jornada laboral. También reduce la presión arterial, palpitaciones y la hiperventilación. El insomnio también se combate inhalando aceite de ylang ylang, a su vez favorece los estados de calma y concentración gracias a sus propiedades calmantes.

 

Usos del aceite esencial de Ylany Ylang

 

El aceite de Ylang Ylang en la piel


El aceite esencial de Ylang Ylang ofrece una ayuda eficaz contra los signos del envejecimiento, logrando reducir las pequeñas arrugas y las líneas de expresión si se usa de forma habitual. Para ello, basta con aplicar el aceite esencial de ylang ylang en la piel, previamente diluido en otro aceite, como el aceite de argán o aceite de oliva o almendras. Con esto evitaremos que el aceite de Ylang Ylang irrite la piel y obtengamos una hidratación añadida con el aceite vegetal. Con un breve masaje por la zona o la cara, lograremos que los aceites sean absorbidos por la piel y se hidrate de forma profunda.

 

El aceite de ylang ylang es muy beneficioso para las pieles más secas, dándoles una hidratación extra, para evitar que se escamen o se agrieten. La mejor manera de obtener todos los beneficios del aceite de Ylang Ylang en la piel seca es mezclando 5 gotas de aceite esencial de Ylang Ylang con 5 gotas de aceite esencial de geranio y 10 gotas de aceite de zanahoria en 30 ml de aceite de argán puro. Esta mezcla es idónea para proteger todas las pieles sensibles, y gracias al aceite de argán, se le da una hidratación óptima a la piel. Se obtienen mejor resultado si se aplica esta mezcla en la cara dos veces al día para que la piel no pierda la hidratación.

 

El aceite esencial de Ylang Ylang también es muy beneficioso para el cuero cabelludo, mejorando su salud, previniendo las puntas abiertas y para darle un brillo extra al cabello. Se añade una gota de aceite de Ylang Ylang en el champú y se deja actuar durante 5 minutos. Además de mejorar el aspecto estético de nuestro cabello, con el aceite esencial de Ylang Ylang podremos luchar contra la caída del cabello.

 

Así mismo se ha comprobado que el aceite esencial de Ylang Ylang ayuda a reducir la aparición de manchas de la edad y manchas solares, manteniendo el mismo tono en la piel de forma uniforme. Para tratar pequeñas manchas se mezclan 2 gotas de aceite esencial de ylang ylang con otras 2 gotas de aceite de zanahoria en 5 ml de aceite de rosa mosqueta. El Ylang Ylang potenciara los beneficios del aceite de rosa mosqueta, conocido por eliminar manchas y estrías.

 

El aceite esencial de Ylang Ylang para la mente

mujer descansando plácidamente gracias al ylang ylangEl aceite de Ylang Ylang es capaz de eliminar la fatiga y el estrés que en ocasiones nos acompaña, gracias a sus beneficios relajantes. Para poder eliminar estos efectos de nuestro cuerpo deberemos de inhalar el aceite de Ylang Ylang en un momento en que podamos estar en calma, sin ningún compromiso ni tensión encima. Se pueden añadir unas gotas en el difusor o quemador para que la casa se impregne de ese aroma relajante o en un recipiente con agua tibia se echan 2 gotas de aceite esencial de Ylang Ylang. Si nos encontramos fuera de nuestras casas, una buena opción para eliminar el estrés y la fatiga constante es llevando con nosotros un pañuelo con unas gotas de aceite esencial de Ylang Ylang y oler el pañuelo. Es recomendable no abusar en cuanto a las cantidades de Ylang Ylang, ya que el aroma que desprende el aceite esencial de Ylang Ylang puede llegar a ser embriagador, siendo mejor aplicar solo unas gotas y repetir pasado el tiempo de ser necesario.

 

Masajes con aceite esencial de Ylang Ylang

Una de las formas mes efectivas de obtener todos los beneficios que nos aporta el aceite de Ylang Ylang es mediante masajes. Se unen las propiedades calmantes del masaje con las propiedades del Ylang Ylang. Para realizar los masajes con Ylang Ylang se debe de diluir el aceite al 5% – 10% con un aceite vegetal, a nuestro gusto.

Con los masajes con aceite esencial de Ylang Ylang podremos tratar dolores espasmódicos y musculares, masajeando suavemente en la zona dolorida y aplicando después una compresa caliente. También se ha comprobado que los masajes a base de Ylang Ylang ayudan a tratar la presión arterial alta y la hiperventilación, así como para espasmos respiratorios o calambres. A nivel mental, un masaje con aceite esencial de Ylang Ylang favorecerá un buen sueño, evitando el insomnio y ayudará a eliminar la ansiedad y el estrés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *