Propiedades del aceite esencial de verbena

propiedades del aceite de verbenaEl aceite esencial de verbena tiene un efecto calmante, siendo muy útil para tratar la hipertensión y los problemas derivados de los estados nervioso. Además, el Aceite de verbena también tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso y gracias a sus propiedades sedantes, anti-depresivos, anti-bacterianas, anti-neurálgico y anti-inflamatorio, es una gran solución para solucionar diversos problemas de salud.

Otras propiedades, no menos importantes, que se pueden encontrar en este aceite esencial es que es un gran tónico del páncreas y de la vesícula biliar, puede utilizarse como un analgésico calmante y como un antiespasmódico.

 

Usos del aceite de verbena

El uso del aceite esencial de verbena puede ser o bien interna o externa. Cuando se utiliza el aceite de verbena externamente, puede ser utilizado mediante un masaje a lo largo de la columna vertebral con el fin de producir un efecto calmante para el agotamiento nervioso, la depresión y el estrés. O un masaje en todo el cuerpo, para tratar dolencias y obtener todas las propiedades de la verbena. Asi mismo también se usa el aceite de verbena mediante un masaje en una zona localizada mezclado con un aceite vegetal, para tratar inflamaciones y dolores.

Relajación con la verbena

El aceite de verbena es muy útil para relajarse y tratar problemas con los nervios y la ansiedad. Los ataques de ansiedad se distinguen de la ansiedad crónica por su corta duración y su aparición inesperada. Para ambos casos el aceite esencial de verbena es una gran alternativa para tratar este tipo de dolencias y para evitar efectos adversos. Así mismo es muy útil para relajar todo el cuerpo y especialmente los músculos.

Añadiendo dos gotas en el baño por la noche va a ayudar con la relajación y para favorecer un sueño fácilmente, evitando el insomnio. Para aumentar su poder relajante, el baño debe de ser largo y en un momento en que nada ni nadie nos pueda interrumpir.

El aceite esencial de verbena ayuda arelajarseOtra de las maneras ideales para relajar todo el cuerpo, es usando el aceite de verbena mediante masajes. Por todos es conocido que los masajes calman y relajan todo el cuerpo, y único a las propiedades relajantes del aceite de verbena, potenciaremos aún más los masajes relajantes.

Se añaden 4 o 5 gotas en 10 ml de un aceite vegetal natural, como el aceite de olivas, el aceite de jojoba o el aceite de almendras y se masajea suavemente todo el cuerpo. Si queremos un masaje aún más relajante, el aceite de verbena se puede mezclar con el aceite de manzanilla, el aceite de ylang ylang o el aceite de lavanda.

Estos 3 aceites son también relajantes para el sistema nervioso y ofrecen otras propiedades útiles que se combinan con la verbena. El Ylang Ylang favorecerá la disminución de la presión arterial y la frecuencia cardiaca que vendrá muy bien para tratar ataques de ansiedad y el estrés acumulado tras una larga jornada laboral. El aceite esencial de manzanilla tiene propiedades calmantes y antiespasmódicas, siendo muy beneficioso para usar junto al aceite de verbena. Y el aceite esencial de lavanda potencia las propiedades relajantes de la verbena, usándose de forma común para depresiones.

Se pueden añadir a los masajes en una proporción de 2 gotas de aceite esencial de verbena con otras 2 o 3 gotas de cualquiera de los aceites esenciales anteriormente mencionados. Aunque hay que tener cuidado con los aceites esenciales para utilizarlos para calmar y relajar; siempre hay que utilizar cantidades pequeñas de estos aceites, ya que, si utilizamos grandes dosis del aceite esencial de verbena, en vez de calmar nos estimularan. Siempre es mejor utilizar pocas cantidades para relajar.

 

Obtención del aceite esencial de verbena

La verbena es un pequeño arbusto nativo de los Andes de América del Sur donde crece entre 2000 y 3000 m de altitud. Tiene un tallo leñoso principal de 1 a 2 m de altura. Las hojas perennes de la verbena son simples y alternas, conforma de lanza de color verde pálido. Así mismo la verbena produce unas pequeñas flores muy perfumadas de color púrpura generalmente y ocasionalmente blancas o purpura claro. En la verbena estas presentes estos componentes, que otorgan al aceite esencial de verbena todas sus propiedades y cualidades: geraniol , nerol , limoneno y cineol.