El Aceite de valeriana tiene muchas propiedades que aportan muchos beneficios para la salud y que son capaces de aliviar muchas dolencias. Uno de los usos habituales del aceite esencial de valeriana es para aliviar y solucionar problemas relacionados con el sueño, tales como el insomnio o el sueño ligero, gracias a sus propiedades relajantes. Además, también se suele utilizar el aceite de valeriana para tratar problemas que afectan al estómago y el intestino, siendo muy útil en casos de gastroenteritis o en digestiones pesadas y retención de gases. También es muy buena solución para bajar la presión arterial, luchar contra la ansiedad y sus efectos emocionales, disminuye el dolor causado por la menstruación, y un largo etcétera.

Valeriana, de donde se extrae el aceite de valeriana
La valeriana es una flor muy aromática. Su aceite esencial esta lleno de propiedades que favorecen la relajación

 

Propiedades del aceite esencial de valeriana

 

El aceite esencial de valeriana ayuda a combatir diversas dolencias, desde trastornos estomacales y del aparato digestivo, ayudando a desintoxica todo el organismo, así como para mejorar el sueño y evitar el insomnio. Además, la valeriana es efectiva para tratar enfermedades de la piel y tiene propiedades antibacterianas que ayudaran a desinfectar heridas leves.

Ayuda a dormirCuida la piel

La valeriana para dormir mejor

El aceite de valeriana se ha utilizado desde la antigüedad para tratar los problemas relacionados con el insomnio y para mejorar el sueño. En casos de dificultad para conciliar el sueño se suelen añadir unas gotas de aceite de valeriana en un pañuelo y se pone en la almohada o cerca de la cama para notar las propiedades relajantes del aceite esencial de valeriana. La valeriana ayuda a regular las hormonas, ayudando al cuerpo a mantener los ciclos del sueño en su estado natural, sin desfases horarios. Además, el aceite de valeriana es relajante, ayudando a deshacerse del estrés acumulado a lo largo del día y, en general, de todas las situaciones que nos causan estrés y ansiedad, mejorando de forma notable el estado de ánimo.

El aceite de valeriana para la piel

El aceite esencial de valeriana ayuda a mantener la piel saludable, siendo un complemento perfecto para cuidar tu piel. Se puede mezclar unas gotas de aceite de valeriana junto con el protector de piel o crema hidratante habitual para mantener una piel sana y libre de arrugas y manchas. También, mezclado junto a otro aceite vegetal como argán o aceite de coco, lograremos mantener la piel hidratada y firme. Gracias a las propiedades antibacterianas de la valeriana, podremos controlar inflamaciones e infecciones, alejando las bacterias y virus de las heridas, notando una mejoría de la herida en poco tiempo.

 

Usos del aceite de valeriana

La valeriana tiene propiedades tonificantes que pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea en la zona en la que se aplica. Por ello, se puede aplicar el aceite de valeriana en forma de masaje para evitar celulitis, retención de líquidos o para prevenir dolores. Se mezcla 1ml de aceite esencial de valeriana en 10ml de aceite vegetal y se masajea la zona. También puede ser efectivo para la circulación de los pies y eliminar los dolores y los síntomas de los pies cansados. Se hace un baño, sumergiendo los pies en agua templada y se le añaden unas gotas de aceite de valeriana. Si queremos mejorar los resultados, podemos masajear los pies para ayudar a la valeriana a mejorar la circulación en los pies.

 

Para problemas de insomnio, ansiedad o fatiga se puede echar en un pañuelo o trapo unas gotas de aceite esencial para inhalar o dejar el pañuelo en la cama para notar los efectos de la valeriana en la cama. Otra forma muy efectiva de recibir las propiedades relajantes del aceite esencial de valeriana consiste en usar un difusor y dejar que este esparza el aroma de la valeriana en toda la habitación.

 

Obtención del aceite esencial de valeriana

El aceite esencial de valeriana se obtiene de la planta Valeriana officinalis o más conocida como valeriana común. Esta planta, de origen asiático y europeo, puede llegar a medir 1 metro de altura y destaca por sus flores de color blancas-rosáceas que se sitúan en lo alto del tallo en forma de racimos. Se la conoce desde hace cientos de años, usada muchas veces por su perfume y sus propiedades terapéuticas, usándose la raíz, las hojas y los tallos para obtener todas sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *