planta de donde se extrae el aceite de romero

Aceite de romero

El aceite de romero tiene un efecto estimulante, con el que se puede utilizarlo para aligerar el estado de ánimo, siendo muy útil cuando se siente fatiga, debilitamiento o ansiedad. El aceite de romero también ayuda a crear un ambiente fresco en una habitación. Añadiendo unas pocas gotas en un quemador de aceite aclararemos la atmósfera en una habitación.

El aceite esencial de romero es un excelente astringente también, siendo uno de los aceites esenciales antibacterianos más eficaces que se conoce, superando al aceite esencial de orégano. Se presta bien a diluir en cremas y aceites para aplicar a la piel para tratar infecciones cutáneas o para curar heridas superficiales.

 

Propiedades del Aceite de romero


Sus propiedades bioactivas, hacen que el aceite de romero sea beneficiosa para la salud convirtiéndose en un aliado en la lucha contra diversas enfermedades, como el asma, tos, gripe, dolores reumáticos,  las hemorroides,  presión arterial, el estrés, contusiones leves, el mal aliento, y fortalecer las raíces del cabello, y un largo etcétera. El aceite de romero tiene una acción diurética que favorece el drenaje de líquidos a través de la orina, lo que ayuda en la pérdida de peso, facilita las digestiones pesadas, así como estimular las funciones cerebrales.

Los diversos nutrientes en el aceite de romero, tales como potasio, magnesio, calcio, fósforo y varias vitaminas, cuando están presentes en el cuerpo estimulan el torrente sanguíneo, estimulando y equilibrando la presión sanguínea. El aceite de romero tiene propiedades antisépticas y antibióticos: Si se aplica para desinfectar arañazos y pequeñas heridas superficiales se evitará que las bacterias invadan la herida y favorece la curación y la regeneración de la piel haciendo que las heridas se curen de forma más rápida.

El aceite de romero ayuda a luchar contra el envejecimiento de la piel consiguiendo reducir pequeñas marcas de expresión e hidrata las células de la dermis, lo que mejora su apariencia desde la primera aplicación consiguiendo un efecto de suavidad y luminosidad a la piel. El aceite de romero también tiene propiedades calmantes y anti-inflamatorias, por lo que un masaje en una zona inflamada generara unos efectos beneficiosos en la zona, desde artritis, reumatismo o hemorroides.

El aceite esencial de romero se puede utilizar para tratar varios problemas del cabello como la pérdida de cabello, pelos delgados y quebradizos y problemas del cuero cabelludo como la caspa y el exceso de la seborrea gracias a sus propiedades anti-inflamatorias y antisépticas. También mejora el aspecto general del cabello, dando volumen y brillo si se añaden unas gotas al champú.

Otro de los usos básicos del aceite de romero es calentándolo e inhalando el aroma que desprende, con lo que lograremos tratar la congestión nasal, gripes o resfriados y para el tratamiento de las alergias. También es útil para ventilar habitaciones y renovar el ambiente de la casa. También ayuda a aliviar dolores de cabeza y fatiga crónica, así como el estrés y la ansiedad y la depresión ya que predispone a un buen estado de ánimo y de energía.

El aceite esencial de romero también previene el insomnio y la lucha contra el cansancio intelectual. A su vez tiene un efecto antioxidante que permite la estimulación de la actividad cerebral y, en particular, mejora la capacidad de memoria y análisis.

Con su efecto estimulante y tónico, mejora la circulación sanguínea y refuerza el sistema inmune. Masajeando el abdomen inferior y el estómago evitaremos la diarrea y el estreñimiento y a su vez será eficiente contra la retención de líquidos, ya que tiene propiedades diuréticas.

Por otra parte, el aceite de romero es beneficioso contra dolores musculares, calambres, esguinces y dolores menstruales, potenciando su efecto si aplicamos paños húmedos calientes en la zona de alrededor a tratar.

Usos del aceite de romero

PielMasajesInhalación

Problemas dérmicos

Para tratar problemas en la piel como el acné, dermatitis o eczemas y las venas varicosas se debe de añadir 2 gotas de aceite esencial de romero con 10 ml de aceite vegetal y frotar en el área afectada. Si queremos potenciar su efecto antibacteriano para tratar alguna infección, podemos añadir a la mezcla 2 gotas de aceite de árbol de té y/o 2 gotas de aceite de orégano con 2 gotas de aceite esencial de laurel. Si queremos además hidratar la piel, sería buena idea usar como aceite vegetal el aceite de argán o el aceite de jojoba, para pieles con tendencia grasa.

El aceite de romero para el pelo se suele utilizar cuando el cabello esta grasiento, con piojos y para favorecer el crecimiento capilar. En este caso se añade a nuestro champú habitual 5 gotas de aceite de romero y agitamos para mezclar bien.  De la misma manera que antes, si queremos potenciar su poder para tratar los piojos, debemos añadir al champú otras 5 gotas de aceite de árbol de té y si lo que queremos es tener un pelo brillante, añadimos 5 gotas de aceite de ylang ylang.

Masajes con aceite esencial de romero

Realizando masajes con aceite de romero mantendremos la piel libre de infecciones y al mismo tiempo podremos lograr reducir la inflamación y los dolores tras un golpe o herida. También se puede usar para aliviar la gota y los problemas de circulación. Se añaden 5 gotas de aceite de romero en 10 ml de aceite de oliva o de almendras. Si el masaje es para tratar problemas de circulación se debe realizar el masaje 2 veces al día mínimo, pudiendo combinarse con el aceite de bergamota, 3 gotas de aceite de bergamota y 3 gotas de aceite de romero en 10ml de aceite de almendras. Los masajes en el abdomen pueden ayudar también a tratar problemas con el sistema digestivo, desde flatulencia e ictericia hasta aliviar los problemas ocasionados por una gastroenteritis. Se masajea el abdomen suavemente, abarcando toda la zona intestinal y abdominal.

Inhalación del aceite de romero

Esta es la manera más efectiva para tratar enfermedades respiratorias como la bronquitis, la tos ferina o la gripe. En un cuenco con agua caliente se añade 6 gotas de aceite esencial de romero y se inhala el vapor que desprende, con cuidado de no quemarse. El aceite de laurel también es muy efectivo en caso de tener sinusitis o las vías respiratorias congestionadas. Se pueden añadir 3 gotas de aceite de laurel con otras 3 gotas de aceite de romero para descongestionar las vías respiratorias al mismo tiempo que se reduce la inflamación y la infección gracias al aceite esencial de romero. Otra manera efectiva de atajar los problemas ocasionados por la gripe es utilizando un difusor, al que se le añaden unas gotas de aceite de romero y se deja que impregne la casa con el aroma del romero. Gracias al difusor con un poco de romero podremos aliviar los dolores de cabeza, la fatiga mental y las condiciones relacionadas con el estrés. Aconsejable estar tumbado y relajado para que el difusor con el aceite de romero haga su efecto.


Obtención del aceite de romero

El aceite de romero siempre ha sido muy valorado por sus propiedades curativas y su eficacia para tratamientos de belleza. La mayor parte de la producción de romero viene de Marruecos, España y Francia, aunque el romero se puede cultivar en todos los climas templados. La extracción se lleva a cabo mediante la destilación de aceite de esta planta. El aceite esencial de romero es incoloro, muy concentrado e intenso y sus componentes principales son el cineol, alcanfor y pineno. El aceite de romero, por norma general, se suele utilizar junto a otro aceite “portador”, nunca el aceite de romero puro solo.