laurel, de donde se obtiene el aceite de laurel

Aceite de laurel

El aceite de laurel se suele usar para tratar pequeños dolores y se ha demostrado que ayuda en los estados febriles, así como en problemas respiratorios como gripes, bronquitis y sinusitis. También tiene fama de favorecer los procesos digestivos. El aceite esencial de laurel es irritante para la piel, por lo que para su uso de forma externa se usa otro aceite para diluirlo, como el aceite de oliva o de almendras. Se obtendrán todos sus beneficios sin riesgos de irritación en la piel. Es buena práctica hacer una prueba en una zona pequeña antes de empezar un tratamiento con el aceite de lavanda; si en 48 horas no se ha irritado la zona, es seguro su uso en tu piel. Asimismo, no hay que confundir el aceite esencial de laurel, que se extrae de las hojas, con el extracto vegetal de laurel, que se extrae de las semillas y la pulpa, pues no tienen las mismas propiedades.

Propiedades del Aceite de laurel


El aceite de laurel es un gran aliado en la lucha contra hongos y bacterias ya que se ha mostrado efectivo contra infecciones por bacterias agresivas como los estafilococos y estreptococos. Esta indicado en casos de infecciones fúngicas, dermatitis seborreicas, ulceras, etc… Se aplica directamente a la zona infectada, siempre diluido junto a otro aceite para que no irrite la zona. Además de sus propiedades antibacterianas y antifungicas, el aceite de laurel se ha mostrado efectivo contra los virus, tales como la gripe, ayuda a reducir de forma considerable el moco que se acumula en los bronquios, facilitando así la desaparición de la tos y la congestión nasal. Este aceite ayuda a reducir la fiebre.
El aceite esencial de laurel también tiene propiedades analgésicas y sedantes leves capaces de reducir el dolor; Por eso es un gran aliado contra el dolor que produce la tos en estados constipados y constipados, así como en esguinces e hinchazones de heridas superficiales. A su vez, las propiedades relajantes del laurel mejoraran los estados anímicos alterados como la depresión, la ansiedad y el estrés, el poder relajante de este aceite es significativa y beneficios para momentos de ansiedad como exámenes, entrevistas de trabajo, etc…

hojas de laurelEl aceite de laurel mantiene al estómago en buena salud, lo que a la larga nos va a proteger de padecer úlceras y acidez estomacal promoviendo la descarga de bilis en el estómago, lo que ayuda a mantener el equilibrio de fluidos ácidos y básicos en el interior del estómago. Además de ser diurético alivia los problemas digestivos y la flatulencia, evitando el riesgo de padecer colitis. Otro de los beneficios que nos aporta el aceite de laurel es el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo, logrando la absorción de nutrientes y la descomposición de los alimentos de forma eficiente y correcta.

El aceite de laurel sobre la piel produce una hidratación profunda, logrando abrir los poros de la piel y la cara. Al tener propiedades desinfectante y anti-inflamatorio este aceite produce un efecto calmante y ayuda en problemas alérgicos, eccemas, psoriasis y dermatitis cutáneas. También ayuda a tener una sudoración correcta, logrando así eliminar las toxinas del cuerpo y bajando la temperatura corporal en caso de fiebre.

 

Formas de usar el aceite esencial de laurel

La utilización del aceite esencial de laurel se puede realizar de diferentes maneras. Por lo general, tiene tres.

OralTópicaInhalación

Aplicación vía oral

Se puede administrar con agua o té de hierbas al que se le añaden un par de gotas de aceite de laurel. Está especialmente recomendado para personas con problemas de estómago o el hígado o que quieran prevenirlos. Es importante utilizar únicamente un par de gotas y estar bajo supervisión médica si se desea usar cualquier aceite esencial de forma oral.

Aplicación vía tópica

Hay diversas maneras en las que se puede aplicar de forma tópica este aceite esencial. Para luchar contra la fatiga o el insomnio o temas relacionados con el estrés y el nerviosismo, se puede realizar un baño caliente con unas gotas de aceite esencial de laurel. También se puede utilizar para realizar masajes, muy efectivo para los calambres y contusiones. Siempre se debe mezclar 5 gotas de aceite esencial de laurel con 10ml de un aceite vegetal para evitar irritaciones.

Aplicación mediante inhalación

El tercer uso posible del aceite esencial de laurel es la inhalación. Este método de tratamiento es el más adecuado para las personas que sufren de migrañas, dolor de garganta o problemas pulmonares. Para ello es necesario calentar agua hasta la ebullición y añadir unas cuantas gotas de aceite de laurel e inhalar el vapor que desprende el agua con el laurel.

 

Obtención del aceite de laurel

El aceite de laurel se obtiene de un arbusto (Laurus nobilis) nativo del Mediterráneo que mide entre 2 y 7 metros de altura con una corteza lisa de color gris oscuro Las flores, con unas tonalidades que abarcan desde el blanco al amarillo, se agrupan en las axilas de las hojas y suelen florecer en marzo-abril. Las formas de las hojas son en forma de lanza y emiten un olor aromático característico y muy conocido en la cocina. Por lo general son de color verde oscuro en la parte más superior de la hoja y tienden a ser de color más claro en la parte inferior. El laurel ocupó un lugar importante en las antiguas Grecia y Roma, siendo los primeros que lo usaron tanto en la cocina como para tratar diversas dolencias.

El aceite de laurel se extrae por destilación al vapor de las hojas de laurel frescas y recién cortadas. El aceite esencial de laurel está compuesto principalmente por cineol, acetato de terpenilo y sabineno. El color del aceite de laurel natural tiende a ser entre incoloro a amarillo claro y tiene un fuerte olor medicinal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *