Propiedades del aceite esencial de ciprés

El aceite esencial de ciprés se utiliza en el tratamiento de muchos trastornos circulatorios tales como hemorroides y varices, logrando estimular y fortalecer la circulación sanguínea en el área que se aplica, mejorando la microcirculación y la rosácea entre otros.

Mediante dilución con otro aceite vegetal, el aceite esencial de ciprés se puede usar en la piel, con lo que podremos tratar el acné y nos va a ayudar a eliminar el exceso de sebo de las pieles más grasientas, mejorando notablemente la zona T en las pieles grasas. También se le puede dar un uso en modo de desodorante gracias a sus propiedades antibacterianas; el aceite esencial de ciprés ayuda a regular la transpiración y lucha contra los malos olores, ayudando a eliminar las bacterias, al mismo tiempo que regulación el exceso de producción de sudor. Además es conocido como un gran linfático descongestivo que ayudará a eliminar las acumulaciones de agua, logrando tratar así la celulitis como las pieles poco tensas.

 

Obtención del aceite esencial de ciprés

El aceite esencial de ciprés se obtiene del árbol de ciprés, originario de Asia. El ciprés es un árbol conífero de quince a veinte metros de altura y su parte superior es larga y estrecha con la corteza de color marrón grisáceo y suelen vivir aproximadamente quinientos años Las ramas del ciprés están cubiertas de hojas perennes que se asemejan a escamas muy pequeñas de color verde oscuro con puntos romos y las flores suelen estar agrupadas en grupos pequeños en los extremos de las ramas. El aceite esencial de ciprés está compuesto por alfa-pinenos, cedrol, germacreno sesquiterpénoles y sesquiterpenos. Debido a estos terpenos, es aconsejable utilizarel aceite de ciprés diluido en un aceite vegetal (como el aceite de oliva o aceite de almendras dulces) al 10% – 20% para evita que irrite e inflame la piel.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *