El Aceite de bergamota es conocido en la industria del perfume, ya que es una esencia habitual en muchas colonias y perfumes de alta gama. Todo esto es debido al delicado aroma del aceite esencial de bergamota, persistente y fresco con un toque a cítricos. Una de las muchas ventajas del aceite de bergamota es que es compatible con muchos de los otros aceites esenciales, logrando obtener la fragancia de la bergamota junto a sus propiedades unido a otro aceite esencial y sus propiedades, lo que da una infinidad de posibilidades.

bergamota, de donde se extrae el aceite esencial de bergamota
La bergamota es una especie de cítrico de uso gastronómico

 

Propiedades del aceite de bergamota

 

Como casi todos los aceites cítricos, el aceite esencial de bergamota tiene un notorio efecto sobre el sistema nervioso. Gracias al acetato de linalilo presente en este aceite, el aceite esencial de bergamota tiene un efecto sedante, siendo capaz de calmar el sistema nervioso central. Es un gran aliado en insomnios, facilitando y aumentando la duración del sueño y la relajación. También ayuda a regular el estado de ánimo y reduce el estrés, calmando la mente. También se observa una acción antiespasmódica tras usar el aceite de bergamota; reduce las contracciones y permite la relajación muscular progresiva durante una contracción.


Gracias a estas propiedades sedantes y calmantes, el aceite esencial de bergamota ayuda en los estados depresivos y de gran ansiedad, aliviando los síntomas y calmando la mente. También se ha demostrado que es eficaz cuando la ansiedad y el estrés repercuten sobre el apetito y las ganas de comer. Se le conocen también propiedades digestivas que resultan útiles en trastornos digestivos, desde cólicos intestinales, digestiones difíciles o en épocas en las que hay una pérdida de apetito. El aceite de bergamota ayuda a regular el apetito

Se pueden tratar problemas de la piel y problemas de acné o dermatitis con el aceite esencial de bergamota. Gracias a sus propiedades antisépticas y astringentes, limpia las heridas superficiales desinfectándolas eficientemente y evita que se infecten los granos de las pieles acneicas. El aceite de bergamota promueve la regeneración de la piel y la curación de heridas superficiales en un corto periodo de tiempo. Aunque para aplicarlo en la piel se debe usar una concentración del 1% con otro aceite base, para evitar que irrite la piel.

 

Usos del aceite de bergamota

 

EstrésProblemas mentalesRelajaciónPielCabelloOtros

Tratamiento del estres

El aceite de bergamota puede ayudar a tratar los problemas de estrés acumulado, tras una dura jornada, y es un aliado contra el insomnio. Una buena forma de tratar estos problemas con el aceite esencial de bergamota es usando un difusor con este aceite. También se puede dejar un difusor en la habitación una hora antes de ir a dormir para llegar a la habitación con el aroma relajante de la bergamota presente en la habitación. Si no dispones de un difusor puedes colocar un trozo de algodón o un pañuelo en la almohada con unas cuantas gotas de aceite de bergamota para conciliar el sueño y evitar que los malos pensamientos nos alteren en la cama.

Tratamientos mentales

Otra de las dolencias que puede mejorar el aceite de bergamota es los estados mentales negativos, tales como la depresión debido a la fatiga y frustraciones que impiden calmar la mente. El masaje de aromaterapia con aceite esencial de bergamota ayuda a aliviar la mente y es particularmente eficaz contra el estrés. Su increíble aroma dulce ayuda a calmar el carácter, que unido a las propiedades terapéuticas de los masajes, ayuda a traer tanto el buen humor como la calma.

Tratamientos relajantes

Los baños calientes también son conocidos como relajantes, para promover la relajación y prepararse para dormir bien por la noche, pudiendo potenciarlo si le añadimos aceite de bergamota al baño.  Se le pueden añadir entre 15 y 20 gotas de aceite de bergamota al baño caliente, pudiendo agregar también aceites vegetales como aceite de almendra, para que además nuestra piel se hidrate.

Aceite de bergamota para la piel

El aceite esencial de bergamota es un excelente antiséptico, ayudando a tratar contra el acné, reducir el sebo en la piel grasa o para tratar infecciones y heridas cutáneas. El aceite de bergamota es desinfectante y astringente, ayudando a la piel en la lucha contra el envejecimiento prematuro. Al usar el aceite de bergamota en la piel siempre hay que utilizarlo diluido, ya que a altas concentraciones pueden irritar ligeramente la piel. Se añade 1ml de aceite esencial de bergamota en 100 ml de aceite vegetal, en una concentración de 1%, pudiendo ser aceite de oliva, aceite de argán o de rosa mosqueta que potenciara el aceite de bergamota. Otra opción muy interesante de usar el aceite de bergamota es añadiendo un par de gotas a la crema hidratante que solamos utilizar de forma habitual.

Aceite de bergamota para el cabello

Si tenemos el cuero cabelludo con exceso de grasa, caspa o el cabello con falta de brillo podemos usar el aceite esencial de bergamota para mejorar la salud de nuestro cuero cabelludo. Se lava el cabello, cubriendo completamente el cuero cabelludo, con nuestro champú diario con unas gotas de aceite de bergamota. En cuestión de días veremos resultados.

Otras dolencias

Para tratar problemas de la piel como el acné, forúnculos, úlceras bucales, picaduras de insectos y el cutis graso deberemos de agregar 2 gotas de aceite esencial de bergamota en 10 ml de aceite vegetal a nuestra elección y frotar en la zona afectada, intentando en la medida de lo posible que el aceite de bergamota se absorba en la piel para obtener todas sus propiedades. Si tenemos problemas intestinales como gastroenteritis o pérdida de apetito y flatulencia podemos realizar un masaje en el área del abdomen con aceite esencial de bergamota para notar resultados al momento. Se añaden 2 gotas de aceite esencial de bergamota y 2 gotas de aceite esencial de laurel en 10 ml de aceite de almendras y masajear el abdomen. Para reducir el estrés, la depresión y la ansiedad deberemos de usar un difusor con unas cuantas gotas de aceite de bergamota y relajarnos en la habitación en la que este el difusor para eliminar todo el estrés acumulado.

 

Consideraciones del aceite esencial de bergamota


Mujer tomando el solEl aceite de bergamota puede llegar a ser irritable dermatológicamente si se aplica directamente. Para aplicar el aceite esencial de bergamota sobre la piel es necesario diluirlo en un aceite base, como puede ser el aceite de oliva, el aceite de melocotón o de almendras dulces en una proporción 20% aceite de bergamota y 80% aceite base para evitar posibles irritaciones. También es aconsejable no exponerse al sol durante al menos 12 horas para evitar posibles problemas, debido a que uno de los compuestos de este aceite, el bergapteno, provoca sensibilidad a los rayos UV. Aun así, es recomendable fijarse en el frasco, hay aceites esenciales de bergamota parcialmente refinados que no contienen el bergapteno, y por lo tanto no genera problemas con la exposición solar. Lo aconsejable es mirar el envase que contiene el aceite esencial de bergamota.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *