El aceite de benjuí es famoso desde la antigüedad por sus propiedades desinfectantes y aromatizantes. El aceite esencial de benjuí se ha utilizado por muchas civilizaciones antiguas en rituales religiosos, durante el embalsamamiento y como medicamento para curar infecciones, gracias a sus propiedades antisépticas, así como para tratar algunas enfermedades de la piel.

Arbol de donde se extrae el aceite de benjuí
El aceite de benjui es uno de los aceites esenciales que mejor cuidan la piel

El aceite de benjuí se obtiene del tonkinensis Styrax, un árbol que crece alrededor de 30 metros de altura de procedencia asiática. La parte que se utiliza para obtener el aceite esencial es la resina aromática que produce este árbol. La fragancia del aceite esencial de benjuí recuerda al de la miel, con toques muy dulces de vainilla. El aceite esencial de benjuí es muy útil contra las bacterias de la piel, además de favorecer la cicatrización. También es beneficioso en caso de picazón e irritación o cuando la piel se encuentra seca o irritada por factores externos o por una mala hidratación. Asimismo, es un buen expectorante y antiinflamatorio, que ayudara en los estados gripales.

Propiedades del aceite de benjuí

El aceite de benjui cuida la pielEl aceite esencial de benjuí tiene un gran efecto sobre el sistema nervioso, el estrés y los ataques de ansiedad, por lo que este aceite es muy valioso para mantener y favorecer la relajación y la calma emocional. Este aceite trae un alivio casi inmediato, así como relajación y bienestar en personas que tengan decaimiento y debilidad. Como tal, el aceite esencial de benjuí se puede usar en casos de depresión o fatiga. También ayuda a estimular la concentración y a luchar contra el insomnio, siendo muy efectivo en insomnios debido a ansiedad o nervios. El Aceite de Benjuí promueve la relajación en gran medida y, utilizándose mediante masajes, promueve un ambiente relajado que ayudara a gestionar una crisis, un gran choque emocional o estrés inesperado y difícil de manejar como las épocas de exámenes, o el recibimiento de malas noticias.

 


El aceite de benjuí tiene una potente acción antiséptica y antifúngico, con lo que se favorece la eliminación de hongos de la piel, así como de infecciones. También alivia la picazón de la urticaria rápidamente, eccemas y dermatitis, psoriasis, etc… El aceite esencial de benjuí también tiene una notable acción para las pieles secas por falta de hidratación, inflamadas por factores externos como la exposición al sol, dañadas por el frío o por la contaminación. Mezclado con un aceite vegetal, el aceite esencial de benjuí es un excelente hidratante para las manos o los tratamientos de belleza faciales. Además, ayudar a combatir de manera muy eficaz el olor corporal, pudiéndose usar como desodorante, gracias a su dulce fragancia.

Además, el aceite esencial de benjuí tiene propiedades expectorantes y antiinflamatorias, siendo un aceite esencial muy útil en el tratamiento de la mayoría de los casos de bronquitis, asma tos seca. También ayuda en el tratamiento de la artritis y los brotes reumáticos.

El aceite esencial de benjuí es conocido por sus propiedades purificantes y diuréticas. Es valioso para ayudar al cuerpo a deshacerse de las impurezas o para luchar contra las infecciones del tracto urinario y digestivo, evitando diarreas y la perdida de agua.

 

Usos del aceite esencial de benjuí

Para tratar problemas relacionados con la piel, tales como pieles agrietadas por falta de hidratación, para desinfectar una herida superficial o en caso de infecciones por hongos, se añaden 5 gotas de aceite esencial de benjuí en 10ml de un aceite vegetal, pudiendo ser aceite de oliva, de almendras, jojoba, etc… siendo muy beneficioso el uso de aceite de argán para tratar casos de piel deshidratada o el de rosa mosqueta, para favorecer cicatrizaciones. Se frota la mezcla de aceites en la zona a tratar, siendo imprescindible hacerlo 3 veces al día en caso de infecciones para notar resultados en poco tiempo.

En casos de gripe, bronquitis, tos, laringitis o para tratar cualquier infección o dolencia relacionada con el sistema respiratorio la mejor forma de usar el aceite esencial de benjuí es mediante su inhalación. Se puede usar un difusor para aromaterapia o calentar agua hasta que hierba y añadir 2 gotas de aceite de benjuí en el agua hirviendo, pudiéndose añadir además 3 gotas de aceite esencial de lavanda y 1 gota de aceite esencial de tomillo para aumentar las propiedades expectorantes del aceite de benjuí.

 

Para tratar la artritis, la gota y el reumatismo o para aliviar estados de ansiedad, estrés, depresión o de muchos nervios, el aceite de benjuí se debe de aplicar en forma de masaje. Se añaden 5 gotas de aceite esencial de benjuí en 10 ml de algún aceite vegetal y masajear en la zona afectada. Los masajes en el pecho y en la garganta con el aceite de benjuí también ayudan a aliviar los problemas del sistema respiratorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *