Aceites esenciales reafirmantes

El aceite de abedul es un conocido aceite esencial anticelulítico. Ayuda a reducir la celulitis de forma progresiva gracias a que tiene propiedades que ayudan a tonificar y nutrir la piel desde el interior. Por eso mismo, el aceite de abedul también es útil para tratar la dermatitis, el acné o cualquier malestar en la piel. A su vez, este aceite esencial es capaz de eliminar infecciones de la piel o el sistema respiratorio y ayuda a reducir inflamaciones.
El aceite de mirra es un excelente antiséptico, eliminando de raíz toda infección de origen bacteriana o vírica, y además trata las infecciones por hongos. Se usa también para las infecciones en las vías respiratorias, siendo un buen expectorante y de acción mucolitica, muy útil en casos de bronquitis, asma, gripes o resfriados con tos seca. Además, este aceite esencial es capaz de aliviar los dolores y las inflamaciones tanto de la garganta como de la laringe. Sobre la piel, el aceite de mirra evita el agrietamiento de las pieles secas, las arrugas y para mejorar en dermatitis y pieles con acné.
El aceite de moringa es un buen aliado para la piel ya que con sus propiedades calmantes y emolientes nos va a ayudar a mantener la buena salud en nuestra piel. Protege contra factores externos (sol, frio o calor), reduce irritaciones o picaduras, y se ha demostrado útil para mantener una piel joven durante más tiempo gracias a que el aceite de moringa es un excelente antioxidante. Aplicado en el cabello, este aceite esencial hidratara el cabello en profundidad y mantener en buen estado los folículos. También sirve para tratar la caspa y evitar las puntas abiertas.
El aceite esencial de romero es uno de los aceites esenciales antibacterianos más potentes que existen, ayudando a desinfectar heridas en el cuerpo o las superficies del hogar. Con este aceite esencial reduciremos y aliviaremos la tos y el asma, las hemorroides mediante baños calientes y el estrés en situaciones de ansiedad. Aplicado sobre la piel, el aceite de romero previene el envejecimiento prematuro de la piel, regenerando toda la dermis además de reducir las pequeñas marcas de expresión y de ser un buen antiinflamatorio. Es capaz de regenerar los cabellos quebradizos y frágiles, eliminar la caspa y el exceso de grasa.
El aceite de valeriana es muy efectivo para tratar el insomnio y para dormir mejor. Ideal para evitar el sueño ligero y obtener un descanso ideal en la cama. También se ha demostrado útil para tratar problemas digestivos y para mejorar la circulación, evitando celulitis y retención de líquidos en el cuerpo. Gracias a las propiedades relajantes de la valeriana, evitaremos el estrés, los ataques de ansiedad o los nervios ante alguna situación difícil o estresante como épocas de exámenes o de mucho trabajo. La mejor forma de aplicar el aceite de valeriana es mediante masajes, ya que potenciaremos las propiedades relajantes del aceite esencial de valeriana con el masaje, a la vez que mejoramos la circulación sanguínea de la zona.
Aceites esenciales reafirmantes
4 (80%) 1 voto