Aceites esenciales antiinflamatorios

Los aceites esenciales antiinflamatorios pueden ayudar a controlar o reducir el dolor, o para actuar sobre sus causas, tales como la inflamación. Además estos aceites esenciales antiinflamatorios se pueden usar en sustitución de las pastillas habituales contra las inflamaciones, para evitar efectos secundarios indeseados y para solucionar la inflamación con un producto natural, sin efectos secundarios.

Los aceites esenciales antiinflamatorios contienen algunos compuestos activos que tienen propiedades antiinflamatorias, pudiendo ser usados en inflamaciones musculares o dolor en las articulaciones, la artritis o el reumatismo.

Modos de usar los aceites esenciales antiinflamatorios

El método de aplicación tiene su importancia ya que se pueden llegar a obtener beneficios diferentes según el modo de aplicación de los aceites antiinflamatorios.

Agregando unas gotas de aceite esencial en el baño lograremos aliviar la tensión, mientras que los masajes estimulación de la circulación sanguínea y es más propiciado para absorber los nutrientes de los aceites esenciales. También se pueden absorber a través de la vía olfativa para notar sus propiedades.

En casos de inflamación, el método ideal para desinflamar una zona del cuerpo es mediante masajes. Para utilizar los aceites antiinflamatorios para masajes se deben de diluir en un aceite vegetal al 3% para que no irriten la piel. De forma suave pero constante se masajea la zona inflamada, con cuidado de no hacer daño. Los aceites inflamatorios para masajes se absorben de forma rápida en el cuerpo, por lo que no es necesario masajear durante mucho tiempo.

Aceite de moringa

El aceite de moringa ayuda a mantener la piel en buen estado debido a sus propiedades calmantes y emolientes que hidratan en profundidad la piel y la mantienen en un estado joven y revitalizado gracias a que es un excelente antioxidante. Se suele usar además para paliar enfermedades como la psoriasis, dermatitis y eccemas.

Aceite de hinojo

El aceite de hinojo es diurético y apropiado para usar en problemas con el sistema digestivo. Facilita una digestión correcta y alivia los problemas por retención de gases. Además, tiene propiedades laxantes. Para la piel es muy beneficioso gracias a que tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que alivian heridas e irritaciones.

Aceite de jazmin

El aceite esencial de jazmín es conocido por su aromático olor a flores, usándose frecuentemente como un ambientador para habitaciones con mal olor o con humo de tabaco. Ayuda a curar cicatrices y a eliminar dermatitis en contacto con la piel. Mediante inhalación favorece la eliminación de los síntomas del resfriado y la gripe. Es un conocido aceite esencial relajante, eliminando nervios y la ansiedad.

Aceite de abedul

El aceite de abedul es un aceite esencial anticelulítico, usado por muchas mujeres para reducir progresivamente la celulitis y tonificar su piel en general. Ayuda a mantener una piel sana, tratando dermatitis o el acné. También se puede usar como antiinflamatorio o para eliminar infecciones.

Aceite de laurel

El aceite de laurel se suele usar para bajar la temperatura corporal en casos de fiebre. Gracias a sus propiedades antisépticas, se comporta como un excelente antibacteriano y antivírico, así como para desinfectar infecciones por hongos. Reduce los dolores musculares, las inflamaciones y la tos, favoreciendo la descongestión nasal

Aceite de benjuí

El aceite esencial de benjuí es un conocido aceite relajante, capaz de calmar estados de ansiedad y de estrés acumulado. Hidrata la piel evitando agrietamiento y previene que se infecte gracias a sus propiedades antibacterianas. Se puede usar como desodorante natural y para tratar resfriados y tos seca.

Aceite de naranja

El aceite de naranja ayuda a reducir el estrés y la ansiedad tras una dura jornada. Gracias a su dulce aroma, además de para eliminar malos olores, se puede usar en la piel para devolverle la hidratación y la elasticidad. También es un conocido afrodisiaco que anima en las situaciones más íntimas de las parejas.

Aceite de gaulteria

El aceite esencial de gaulteria (también conocido como aceite esencial de wintergreen) es un aceite esencial antiséptico que reduce las infecciones locales y gracias a sus propiedades sedantes que reducen el dolor, este aceite esencial se usa para tratar infecciones y heridas. También se le conoce a este aceite esencial como u8n buen activador de la circulación sanguínea, aliviando los problemas relacionados con la artritis y el reuma. El aroma del aceite esencial de gaulteria calma y desestresa siendo muy útil el uso de este aceite esencial en estados de depresión o ansiedad.

Aceite de litsea cubeba

El aceite esencial de litsea cubeba tiene propiedades calmantes y relajantes que ayudan a controlar las crisis nerviosas y de ansiedad, así como el estrés, ofreciendo una calma placentera. También es útil en casos de insomnio y para favorecer la concentración y como repelente de mosquitos e insectos del hogar.

Aceite de cedro

El aceite de cedro es un excelente aceite esencial para descongestionar las vías nasales mediante inhalación. También ayuda a pasar resfriados y gripes, aliviando sus síntomas y reduciendo la mucosidad y la tos. Alivia las quemaduras y la inflamación en la piel y es muy útil para tratar infecciones bacterianas.

Aceite de violeta

El aceite de violeta ayuda a calmar el cuerpo y la mente gracias a sus propiedades relajantes. Reduce la ansiedad y el estrés al mismo tiempo que perfuma una habitación con su delicado aroma. También se ha demostrado útil en caso de dolores de cabeza y de cualquier otra índole, eliminando el dolor en cuestión de minutos.

Aceite de cipres

El aceite esencial de ciprés ayuda en gripes y resfriados, así como en bronquitis e infecciones respiratorias ya que es capaz de evitar la congestión nasal y gracias a sus propiedades antibacterianas y antivíricas, reduce la infección. También es útil en infecciones digestivas y en problemas circulatorios, favoreciendo la circulación sanguínea

Aceite de geranio

El aceite de geranio se usa para tratar quemaduras, heridas y contusiones gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Reduce la irritación y la dermatitis. Regula el sistema nervioso, calmando a la persona y propiciando un sueño relajante. También se han encontrado propiedades diuréticas que ayudan a eliminar muchas toxinas del organismo.

Aceite de oregano

El aceite de orégano tiene propiedades antibióticas que ayudan a eliminar virus y bacterias del cuerpo y la piel de forma muy efectiva. Así mismo este aceite se utiliza para calmar dolores musculares y articulares mediante masajes, logrando buenos resultados en lumbagos e inflamaciones dolorosas. También es un potente antioxidante.

Aceite de zanahoria

El aceite de zanahoria se usa principalmente para tomar el sol, ya que ayuda a obtener una tez morena con un tono bronceado natural. Además, usándose de forma habitual sobre la piel, hidrata la piel en profundidad regenerándola y elimina pequeñas manchas y cicatrices en la piel.

Aceite de mirra

El aceite de mirra es conocido como un potente antiséptico capaz de eliminar del organismo varias bacterias y virus, además de ser eficaz contra infecciones por hongos. También se ha demostrado eficaz para enfermedades que afectan a la piel, sean o no de origen bacteriano, como la dermatitis, eccema o psoriasis.

Aceite de vainilla

El aceite esencial de vainilla es conocido por ser uno de los aceites esenciales afrodisiacos más potentes y por su aroma característico que tanto gusta a la gente. Además de afrodisiaco, este aceite esencial se usa en casos de depresión y en situaciones de mucho estrés, ya que calma la mente y regula el sistema nervioso.

Aceite de enebro

El aceite esencial de enebro tiene propiedades sedantes y calmantes que favorecerán la desaparición de dolores musculares y lumbalgias. También es un potente aceite esencial antiséptico que se puede usar para curar heridas y desinfectar desde la piel hasta el sistema respiratorio. Desestresa y relaja la mente contra la ansiedad.

Aceite de tomillo

El aceite esencial de tomillo tiene propiedades antiinflamatorias que actúan similar a la cortisona; reducen el dolor y la hinchazón de forma efectiva. Se ha demostrado que es útil en casos de infecciones en el sistema respiratorio aliviando los síntomas (tos, bronquitis, amigdalitis…). También ayuda a mantener un buen ánimo, alejando el estrés.

Aceite de sandalo

El aceite de sándalo se utiliza para eliminar dolores relacionados con las digestiones lentas y alivia las diarreas. Al mismo tiempo ayuda en temas relacionados con los trastornos circulatorios y se ha mostrado eficaz contra las enfermedades inflamatorias, gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. También es un potente afrodisiaco.

Aceite de romero

El aceite de romero es un excelente antibacteriano, logrando eliminar de nuestro cuerpo a los patógenos más agresivos y de desinfectar cualquier tipo de herida. Es un aceite esencial estimulante, aportándonos una energía extra en caso de fatiga o desvanecimiento. Hidrata la piel y la calma.

Aceite de citronela

El aceite esencial de citronela se usa principalmente como repelente de insectos. Repele mosquitos e insectos de forma eficaz gracias a que el agradable aroma de la citronela no es agradable para los insectos. También es útil para las picaduras y como antiséptico y antiinflamatorio en heridas en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *