Los aceites esenciales

Los aceites esenciales son compuestos extraídos de plantas, vegetales y frutos altamente aromáticos y obtienen todas las propiedades de las plantas de las que ha sido extraída. A pesar de que se les llama aceites esenciales, no son grasos y se evaporan rápidamente soltando todo su aroma contenido. Aunque no hay que confundir a los aceites esenciales naturales y esencias sintéticas ya que hay una gran diferencia en la composición química. Las esencias sintéticas no tienen ninguna propiedad terapéutica, a diferencia de cualquier aceite esencial, por lo que carecen de utilidad en cualquier trastorno o enfermedad.

Los aceites esenciales son olorosos y volátiles con una composición química compleja, aunque por lo general contienen alcoholes, ácidos grasos como omega 6 y omega 9, ésteres, cetonas, y aleídos, junto a otros compuestos naturales de la planta de la que se extraen. Los aceites están presentes en muchas plantas; Más de 400 especies pueden producir aceite esencial y se encuentran en las raíces, hojas, flores, corteza, cáscara de frutas y resinas, dependiendo de la planta. Cada aceite esencial es único, con beneficios diferentes dependiendo de las especies utilizadas.

Los aceites esenciales tienen un gran uso en a perfumería como champús, jabones, cremas y hasta en la comida, debido a su aroma y el sabor que pueden dar a los alimentos. Los aceites esenciales están en todas partes, incluso en los detergentes y productos de limpieza, que utilizan sus virtudes aromáticas y relajantes.

 

Los aceites esenciales
5 (100%) 1 voto